Criptorquidia

El criptorquidismo  es un trastorno del desarrollo en los mamíferos que consiste en el descenso incompleto de uno o ambos testículos a través del canal inguinal hacia el escroto.

Produce disminución de la fertilidad y reducción del reflejo de eyaculación.

Podemos encontrar 4 tipos:

  • Criptorquidia unilateral: un testículo está en el escroto y el otro no.
  • Criptorquidia bilateral: no hay ningún testículo en el saco escrotal.
  • Criptorquidia inguinal: uno o ambos testículos están en el canal inguinal.
  • Criptorquidia abdominal: uno o ambos testículos están en la cavidad abdominal.

Curiosidades:

  • La falla en el descenso testicular normal se produce con una frecuencia mayor en el lado derecho que en el izquierdo.
  • El descenso testicular se completa alrededor del día 10 después del nacimiento en los perros normales.
  • Es recomendable esperar hasta cerca de seis meses de edad antes de declarar a un perro criptórquido, la razón de esperar hasta los seis meses es que los anillos inguinales de la mayoría de los perros se cierran alrededor de los 6 meses de edad, imposibilitando el movimiento de los testículos del abdomen hacia el canal inguinal si esto no ha ocurrido aún.
  • A partir de los 4 años el riesgo de que el testículo interno se vuelva tumoral es mayor.

Las Causas del Criptorquidismo son:

  • Hereditario. La incidencia del mismo parece ser más alta en perros de raza pura y consanguíneos que en perros mestizos.

Los perros criptorquideos no deben usarse para la reproducción por la evidencia de su transmisión genética.

Por otra parte, se ha observado que la frecuencia de tumores testiculares es del orden de 10 veces más frecuente en animales criptorquideos comparado con animales normales.

Soluciones:

  • La castración o el retiro de ambos testículos es el tratamiento de elección para el criptorquidismo. Ya que esta patologia se considera hereditaria y un perro con esta condición no debe ser utilizado para la reproducción. Ademas por el aumento de la incidencia de los tumores de células en los testículos abdominales.
  • Tratamientos médicos para cachorros menores a 4 meses de edad: En perros menores de 16 semanas de edad se observó una respuesta con descenso completo del o los testículos luego de la inyección intramuscular de 100 a 1.000 UI de hCG 4 veces en un período de 2 semanas.

Se describen buenos resultados en el tratamiento con un análogo sintético del factor liberador de gonadotrofinas (GnRH), la dosis recomendada es de 50 a 100mg por cachorro, administrados subcutáneamente o endovenosos.

Si los resultados no se observan dentro de 5 a 6 días, se recomienda una segunda dosis.

Redacción a cargo de: Carlos Enriquez