Introducción:

Aunque todo lo que voy a contar es muy superficial con los 1º auxilios podremos salvarles la vida a nuestros compañeros mientras llega el veterinario o nos dirigimos a su clínica.

Ante todo, debemos permanecer tranquilos e intentar tranquilizar a nuestro animal, ya que ellos perciben nuestro estado de ánimo y podríamos ponerlos más nerviosos.

IMPORTANTE: Determinar la gravedad de la situación.

“Recordar que no reemplazaremos al veterinario y que debemos transportar al animal al centro veterinario más cercano”.  

 

Lo primero que tenemos que hacer es proteger tanto el lugar del accidente como a nosotros mismos poniéndonos a salvo de cualquier fuente de peligro tanto de la que ocasiono la emergencia como de cualquier otra que pudiera suceder.

Por ejemplo: un atropello, quitarnos de la carretera (es logico pero no siempre se nos ocurre)

Una vez fuera de peligro lo primero que evaluaremos será la consciencia aplicándole un estimulo doloroso, si está consciente le haremos una exploración buscando cualquier otro signo que nos indique que necesita ayuda, si esta inconsciente, buscaremos su respiración con la técnica “vos” acercando nuestra oreja a su hocico de forma que veamos el movimiento de su tórax, oigamos su respiración y sintamos su aliento en nuestra mejilla.

Si respira le colocaremos en posición lateral de seguridad, si no procederemos a la apertura de la vía aérea buscando algún objeto que este impidiendo su respiración para poder retirarlo.

Si no respira pero tiene pulso solo insuflaremos, si por el contrario tampoco tiene pulso comenzaremos con la “rcp” (compresiones torácicas e insuflaciones).

El pulso lo encontraremos con nuestro dedo índice en el interior de su muslo (arteria femoral) debajo del tobillo o en el pecho.

Parámetros normales:

Si está consciente debemos observar:

  • La respiración: Mediante el movimiento del pecho, lo normal son 20-40 rpm., después de un accidente la respiración suele aumentar.
  • Pulso: Buscar pulso radial, femoral (es la más fácil de encontrar), yugular…o escuchar los latidos apoyando el oído directamente sobre el pecho. El pulso normal es de 80-120lpm
  • Temperatura: Lo normal es entre 37,5°c – 38,5°c.
    • Hipotermia (menores a 38°c) intentar que el animal entre en calor con una manta, una bolsa de agua caliente, o un secador de pelo.
    • Hipertermia (mayores a 39°c), tratar de refrescar al animal con un ventilador, agua templada- fría y colocándolo en un suelo frío.
  • Mucosas (piel en el interior de las mejillas, encías e interior de los párpados) según su color:
    • - Rosadas: Normal.
    • - Blancas/pálidas: Shock o pérdida de sangre.
    • - Rojas: Hemorragia, hipertensión, fiebre.
    • - Azuladas/cianóticas: Falta de oxígeno (acudir al veterinario lo antes posible).
    • - Amarillas/ictéricas: Falla hepática o acumulación de bilirrubina.

Botiquín:

  • Bozal, adaptado a la talla del perro.
  • Agua oxigenada y alcohol 96º.
  • Solución desinfectante (solucion yodada o clorexidina) o antiséptico específico para veterinaria en forma de spray.
  • Algodón, gasas esterilizadas y vendas (cohesivas y normales).
  • Esparadrapo de gran fijación.
  • Termómetro irrompible y facil de desinfectar y lectura rápida
  • Tijeras curvas y recta, corta-uñas y pinzas.
  • Crema para quemaduras o parafina liquida.

“Como recomendación tener a mano el teléfono del veterinario de urgencias”

Inmovilizacion y vendajes:

- Bozal

 

 

Nos servirá para prevenir que el perro muerda y así podamos desviar su

atención a la hora de realizar los distintos cuidados.

 

 

 

A ser posible sentaremos al animal y lo cogeremos desde atrás por el cuello, por detrás de las orejas dejando el hocico hacia adelante.

”Nunca dejaremos a un perro con bozal sin supervisión, ya que existe riesgo de asfixia si vomita, si necesita jadear o por exceso de salivación”.

- Vendaje

Para inmovilizar o tapar una herida de una extremidad, tenemos que tener en cuenta que siempre tenemos que ir vendando de mas distal al cuerpo, hacia el. Siempre terminando en la articulacion siguiente a la herida.

- Bloqueo

Son pequeños amarres para bloquear una extremidad y no la pueda usar.

Asfixia y Ahogo:

Ahogo.

Cuando ha tragado agua, es posible que se vaya al tracto respiratorio, por lo que trataremos de que la expulse.

  • Si es un perro pequeño, le cogeremos las patas traseras dejándolo cabeza abajo y sacudiéndolo para que el agua salga por gravedad.
  • Si es grande tendrá que mantenerse acostado, pero la operación es la misma, levantándolo de los cuartos traseros para que su cabeza quede abajo y expulse el agua.

Si no comienza a toser la respiración se ha interrumpido, empezaremos con las insuflaciones, y si tampoco hay latidos habrá que realizar “rcp”.

Asfixia.

Los síntomas que nos encontraremos:

  • Tos violenta que le dificulta la respiración.
  • Desesperación, angustia.
  • Tira frenéticamente su hocico con sus patas.

Existe la posibilidad de que se haya tragado un objeto y esté obstruyendo la garganta, asi que debemos revisar su hocico y retirar el objeto extraño que lo ahoga.

Si no podemos verlo, es frecuente que se encuentre alojado en la tráquea, por lo que realizaremos la “maniobra de heimlich”,

Perro pequeño: colocar al perro sobre sus patas traseras o abrazando,  se presionará fuertemente justo debajo de las costillas (final del esternón) con el puño de un brazo ayudandote con el otro brazo, se repetirá esta operación varias veces hasta que el objeto sea expulsado. Es importante que el movimiento sea seco y tener cuidado si a las 4-5 veces no funciona podriamos dañar algun organo interno o costillas

Perro grande: igual que el perro pequeño pero pondremos al perro sobre sus patas delanteras (movimiento de carretilla intentando que la cabeza este baja) el movimiento será mas seco y con direccion hacia dentro y cabeza.

Si ya se ha liberado el objeto extraño y sigue sin respirar será necesario aportarle respiración artificial o comenzar maniobras de” rcp”.

La reanimación cardiopulmonar:

Colocaremos al animal tendido con el lado izquierdo hacia arriba, abriremos la boca asegurándonos que las vías respiratorias están libres de obstrucciones.

Extenderemos la cabeza del animal hacia atrás y daremos respiraciones cortas pero fuertes asegurándonos que el pecho del animal se levante:

A perros pequeños le cerraremos la mandíbula y le cubriremos todo el hocico y exhalamos.

A grandes le cerramos fuertemente la mandíbula y con nuestra boca le cubriremos la trufa y exhalamos.

Estas respiraciones las intercalaremos con compresiones torácicas fuertes y firmes que realizaremos con la parte dura de la palma de las manos sobre las costillas, justo detrás de la articulación de la pata delantera.

Intercalaremos entre 3 y 5 respiraciones y 10 y 15 compresiones según el tamaño del perro. La velocidad de las compresiones será un poco más rápida que una por segundo.

Repetiremos los ciclos hasta que tenga pulso y respire e iremos comprobando su pulso cada pocos minutos y si pasados 20 minutos no sale de la parada cardiorespiratoria dejar de hacer la “rcp”.

Hemorragias y Traumatismos:

Shock.

Es una condición grave en la que baja demasiado la presión arterial, el organismo sufre una falta de oxigenación, se puede producir a consecuencia de una enfermedad, herida (hemorragia) o trauma.

  • Síntomas: Extrema palidez de encías, taquipnea, taquicardia y ansiedad, progresivamente la respiración más lenta  y el pulso irregular, las encías  azules

Tratamiento:

  • Tapar al animal para evitar la pérdida de temperatura.
  • Colocar al animal de costado y estirar un poco su cabeza lejos del cuerpo para abrir la vía aérea y favorecer la respiración.
  • Levantar sus cuartos traseros, de modo que la sangre corra hacia la cabeza, es posible que se necesite darle respiración artificial, o “rcp”.

Hemorragias

Se produce por heridas y por daños a los tejidos u órganos internos.

Si es superficial, recortaremos el pelo alrededor de la herida, lavaremos con suero fisiológico y gasas y aplicaremos solución de yodo o agua oxigenada.

  • “Bajo ninguna circunstancia realizar un torniquete”.
  • “Nunca desinfectar heridas con alcohol, siempre usar agua oxigenada”.

Golpe de Calor / Quemaduras:

Golpe de calor.

  • Temperatura rectal de 42º c o más.
  • Respiración dificultosa y aumento de ritmo cardiaco.
  • Temblores musculares, jadeo, salivación excesiva, mucosas o encías de color azulado.

Debemos bajar la temperatura del animal, mojándolo con agua a temperatura ambiente (no fría) durante un buen rato y cuando se recupere probar a darle de beber despacio y tumbarle encima de una toalla húmeda.

Quemaduras.

Se deben lavar bien con agua fría y jabón y aplicaremos crema específica para quemaduras, si no disponemos de ninguna, aplicar vaselina.

Se aconseja tapar la zona afectada con una venda sin apretar para evitar la infección.

En caso de quemadura por algún químico, la lavamos sin jabón, y aplicamos la crema para aliviar.

  • “Si no tenemos ninguna crema, no ponemos ningún tipo de vendaje ni gasa”.

Congelacion:

Síntomas:

- La primera señal de hipotermia son fuertes escalofríos (temblor).
- La temperatura rectal será menor a 35º C.
- El pulso es débil.
- Falta de interés del animal hasta el punto de letargo.
- Congelación de ciertas partes del cuerpo como la cola, puntas de las orejas, escroto y almohadillas de las patas.
- El estado de coma y fallo cardíaco (ataque cardíaco) pueden ser los siguientes síntomas si no es tratada.

Tratamiento:

Primero dar calor: envolviéndolo (manta, chaqueta) Coloca al animal en un lugar cálido y sécalo con una toalla en caso de estar mojado.

Mide la temperatura rectal. Si es superior a 35ºC no sufre hipotermia. Si es inferior llama al veterinario y revisa la temperatura.

Mantenerlo caliente y arropado, para subir la temperatura corporal y evitar la bajada de niveles de glucosa puedes administrarle una solución de azúcar o miel disuelta en agua caliente.

En caso de parada cardíaca por hipotermia se deberá realizar una maniobra procede a la reanimación cardiopulmonar de emergencia (CPR). Tumba al perro de costado, realiza 2 respiraciones sobre su boca seguidas de 30 comprensiones sobre la última costilla por minuto hasta que empiece a respirar.

Torsion de estomago:

Es una distensión aguda del estomago en la que puede llegar a torcerse sobre sí mismo.

Los factores que  favorecen son:

  • Comida única y abundante.
  • Consumo demasiado rápido de la ración (perro glotón).
  • Ejercicio físico violento o estrés inmediatamente antes o después de la comida, o por haber bebido demasiado.
  • Predisposición del perro a los vómitos.

Los síntomas a los que hay que estar atentos:

  • El perro está inquieto, no para de moverse, se queja Eructa o sufre espasmos abdominales.
  • Intenta vomitar pero no lo consigue y solo arroja saliva espumosa en abundancia.
  • El abdomen se hincha y se pone tenso, duro y “timpánico”(suena como un tambor).

Ante estos síntomas hay que actuar rápidamente y llevar al perro inmediatamente al veterinario, de lo contrario en dos o tres horas entrara en un coma irreversible.

Convulsiones:

  • Colocar totalmente tumbado en el suelo, lejos de objetos que le pueda hacer daño.
  • Poner algo mullido debajo de la cabeza del animal, para evitar que se golpee con las sacudidas.
  • Si podemos, introducimos un trapo en la boca para evitar que se muerda la lengua.
  • Mantener las manos alejadas de la boca del animal.

Envenenamientos.

Síntomas: Vómitos, diarrea, salivación excesiva, convulsiones, temblor muscular, mareos y tambaleos.

Ante un posible caso de envenenamiento, si sabemos con que se ha intoxicado seguir las indicaciones del envase y llevarlo inmediatamente al veterinario.

  • “Si no sabemos no inducir al vómito”.

Medidas a Tomar:

- Identificar sustancia ingerida y componentes en el envase (más rápido se sepa, más rápido se  toman medidas de auxilio).

- Llamar al veterinario por si debemos aplicar alguna medida de primeros auxilios, como inducir el vómito, dar de beber algo, etc. Estas medidas varían mucho dependiendo del tóxico ingerido. El vómito puede retardar la absorción o causar la muerte.

- Llevarlo rápidamente al veterinario, junto con una muestra y el envase del mismo.

 

Que no hay que hacer:

  • Dar agua, leche o un lavado gástrico sin antes conocer el tóxico (ello podría agravar las lesiones y la intoxicación al facilitar su absorción).
  • Hacer vomitar en caso de ingestión de productos corrosivos, en caso de coma, convulsiones, trastornos respiratorios graves…ellos podría agravar las lesiones o extenderlas a otros órganos por una falsa deglución.
  • Dar un purgante sin conocer el tóxico; algunos purgantes facilitan la absorción digestiva o tienen propiedades parecidas por lo que agravarían los síntomas.
    “Pero a un perro con un cuadro de intoxicación grave de origen digestivo se puede recurrir al agua oxigenada para provocar el vómito y expulsar así la sustancia tóxica”.
  • Limpiar el pelaje impregnado de gasolina con un disolvente orgánico, lo que facilita la absorción. “Si el perro se ha intoxicado por inmersión en sustancias químicas, se le lavará con agua abundante y aclarará para evitar que los elementos nocivos sean absorbidos por vía cutánea”.

Medicamentos:

Aspirina, ibuprofeno o naproxeno acetaminofeno, píldoras para dieta, antihistamínicos, antigripales, vitaminas, antidepresivos, medicinas prescritas. El paracetamol nos quita el dolor de cabeza y otros dolores es, sin embargo, un veneno para nuestros perros.

El envenenamiento con paracetamol en perros se produce porque daña el hígado y los glóbulos rojos. Se estima que 150 miligramos de paracetamol por cada kilo del perro es la dosis letal. Esto significa que 3 comprimidos de paracetamol pueden matar a un PLC.

No olvidemos el chocolate, contiene una sustancia tóxica para los perros, llamada teobromina. Los perros no pueden eliminar la teobromina con facilidad y, por tanto, ésta se convierte en un agente tóxico para ellos. No todos los chocolates son igual de malos, el chocolate negro es el mas preocupante pues su concentracion es mayor que el chocolate con leche

Los signos de intoxicacion por chocolate incluyen un aumento de la actividad general, diarrea, vómitos, incontinencia urinaria, aumento del ritmo cardíaco, aumento de la frecuencia respiratoria, temblores y espasmos.

Medidas de Prevención:

Tener especial cuidado en dejar fuera del alcance de su perro algunos productos:

  • Detergentes y Suavizantes: Aunque los detergentes pueden ser tóxicos si tu perro los ingiere, los suavizantes para ropa son extremadamente tóxicos y pueden producir la muerte. Los suavizantes para ropa contienen detergentes, que también se encuentran en desinfectantes y germicidas.
  • Los blanqueadores de ropa, como la lavandina y los compuestos que tienen cloro son muy tóxicos para los perros.
  • Lejías, amoniaco, líquidos para destapar cañerías, detergentes para baños, y detergentes para vajillas. También pueden producir lesiones en las almohadillas plantares al caminar sobre suelos mojados con estos productos. Además si es ingerida puede producir salivación, depresión, y vómitos. Según la susceptibilidad del perro puede ser más grave.
  • Las bolitas de naftalina son sumamente peligrosas cuando se ingieren.
  • Algunos enjuagues bucales contienen ácido bórico, que es altamente tóxico para los perros.
  • Los venenos contra babosas y caracoles, los raticidas y pesticidas son mortales.
  • Elegir con responsabilidad las platas del jardín, ya que algunas pueden resultar tóxicas no sólo para el perro, sino además para los niños.
    Algunas plantas tóxicas para los perros son: tomate (hojas), espinaca, azalea, azafrán de otoño, aguacate (hojas), adelfa, actea, dulcamara, belladona, dedalera, cicuta, cicuta acuática, tejo, ricino y lirio de los valles.
  • Hay que evitar que el perro toque cadáveres de animales como roedores, o palomas pues pudieron haber sido envenenados.

Picaduras de insectos:

En caso de avispas lavar con vinagre diluido en agua. Si está algo inflamado aplicaremos compresas de agua fría.

Con una inflamación grande o picadura en la garganta, ir urgentemente al veterinario. Le administrará los farmacos adecuados.

 Berta Piñero